Seguidores

lunes, 27 de mayo de 2024

En la oscuridad


Convocatoria: 30 de mayo... Cada jueves un relato. Anfitriona esta semana Cecy desde su blog Deshojando relatos. 

Tema: 

       ¡Cuando el diablo mete la cola!


                        *******

En la oscuridad, algo inhumano resuena entre las paredes de su habitación. Ana, acurrucada bajo las mantas, siente cómo su corazón se acelera. Un aura maligna envuelve las sombras del armario. Desde el interior suena una voz hostil que pronuncia su nombre. «¡Anaaaa!...». Siente que el frío gélido golpea su cuerpo. Tiembla y tiene mucho miedo, sin embargo, lentamente,  eleva un poco las mantas para mirar. ¡No puede creer lo que está viendo! Trata de mantener la calma y pensar con claridad, pero el terror empieza a nublar su mente. El espectro se materializa frente a ella: su figura grisácea, cuyos ojos vacíos y oscuros desprenden la maldad que hay en ellos, parece burlarse del pánico que siente. La habitación se llena de carcajadas siniestras que parecen rebotar sobre las mantas. Ana, que tiembla paralizada por el miedo y la angustia, se pregunta por qué ese ser demoníaco está en su habitación y con qué intención. De repente, el espectro cambia su rostro burlón por una expresión de enojo. Su voz gélida retumba contra su cabeza con furia. 

«¡No tienes elección!», «¡O haces lo que te diga, o sufrirás las consecuencias!».

«¿Porqué estás aquí?», «¿Qué quieres de mí?». —Su voz apenas perceptible suena como un eco silencioso en toda la casa.

«¿Duermes bien?», «Tienes que hacer lo que te pida».

Ana, desesperada, se traga el miedo y con voz trémula pregunta al espectro diabólico: 

«¿Quééé, qué... debo hacer?».

El espíritu malvado sonríe antes de responder con voz gutural:

«Te toca jugar, ahora, tú te comes a tus papás».


https://bloguers.net/votar/NuriadeEspinosa

domingo, 26 de mayo de 2024

El hombre que plantaba árboles


Editorial Duomo ediciones 

Idioma Español 

64 Páginas 

Año de edición:

2014

Traductor: Palmira Feixas Guillamet

Peso: 250 gr

Biografía del autor

Nació el 30 de marzo de 1895 en Manosque, Provenza, y murió en 1970. Su padre de origen italiano, era zapatero, y su madre, planchadora. Entre la oficina del padre y el taller de la madre, Giono leía sólo la Biblia y a Homero. Su inmensa cultura la adquirió de manera autodidacta gracias a una insaciable curiosidad. Ha publicado más de treinta obras, entre las que destacan El húsar en el tejado, La piedad solitaria, Batailles dans la montagne, Rondeur des jours, Les Grans chemins, Le bonheur fou, Deux cavaliers de lórage y Angelo. En 2009, Duomo publicó El hombre que plantaba árboles.



Sinopsis 

«Imagino que Jean Giono habrá plantado no pocos árboles a lo largo de su vida. Sólo quien ha cavado la tierra para acomodar una raíz o la promesa de ésta podría haber escrito la singularísima narración que es El hombre que plantaba árboles, una indiscutible proeza en el arte de contar. (...) Y ésa es la conclusión: estamos esperando a Elzéard Bouffier, antes de que sea demasiado tarde para el mundo.» José Saramago.



Opinión 

Esta bella historia relato transmite un enérgico mensaje contra la destrucción de la vida. Es una defensa a la armonía entre el ser humano, los animales y la naturaleza, en la que aflora la riqueza del reino vegetal. En la historia, un pastor con amor dedica su vida a sembrar un erial yermo hasta convertirlo en un frondoso bosque.

La delicada edición de Duomo Ediciones junto con las imágenes de Jöelle Jolivet, transforma su lectura en experiencia visual. Junto a las dos escenas en pop – up que nos regala a los lectores, dos visiones diferentes de una misma realidad, nos descubre que el paso del tiempo no significa siempre decadencia, dolor, o la soledad, sino todo lo contrario. Una perfecta combinación de lectura más allá del simple paso de nuestros ojos por las letras.

La historia nos obliga a preguntarnos el porqué un hombre dedica toda su vida a plantar árboles y verlos crecer ante la necesidad de mostrar qué le estamos haciendo a la naturaleza. Sin duda nos invita a pensar; plantar un árbol puede ser la chispa que empiece a regenerar la vida del planeta y evite el caos que los humanos estamos haciendo en el mundo. Los árboles evocan todos los sentidos: olores frescos, el sonido de las hojas, el cantar de los pájaros, la textura de su corteza y nos conectan a su vez con el pasado y futuro a través de los surcos de su tronco. Es un libro de fácil lectura que encierra un mensaje de optimismo sobre lo que el ser humano puede lograr si reflexiona y alcanza a entender la realidad del mundo que nos envuelve. 

Está reseña participa en el reto de lectura de Merche


Esta obra participa en el reto de lectura 24 quilos de conocimiento 



https://bloguers.net/votar/NuriadeEspinosa

viernes, 24 de mayo de 2024

El poder de las palabras


 Editorial DEBOLSILLO

Tipo Libro

Páginas 352

Año de Edición 2024

Idioma Castellano

Encuadernación Rústica


Sinopsis 


Háblate bien. Gestionar tus emociones y mejorar tu vida a través del poder de las palabras es importante y necesario. Nuestra mente es mucho más maleable de lo que pensamos. Aunque nos resulte sorprendente, conservamos durante toda la vida la misma capacidad de aprender que teníamos cuando éramos niños. Lo que sí perdemos con el paso del tiempo es la necesidad y la motivación para aprender, de modo que vamos construyendo sentencias sobre lo que no podemos ser: el que está convencido de que las matemáticas no son lo suyo, la que siente que no nació para la música, la que cree que no puede manejar su enfado y el que no puede superar sus miedos. Demoler estas creencias es el punto de partida para mejorar cualquier cosa, en cualquier momento de la vida. 


Opinión

Con este libro disponemos de una herramienta simple y potente: nuestras conversaciones. Mezclando neurociencia, historias de vida y mucho humor; explica cómo y por qué estas buenas conversaciones mejoran la toma de decisiones, las ideas, la memoria y la vida emocional y, así, pueden cambiar tu vida.

Un libro que te ayuda a tener una visión diferente de las cosas. De ti misma. Y ver la vida desde otro punto de vista. Para mí ha sido un gran descubrimiento y una satisfacción personal. 

Es un libro motivador, de fácil lectura e interpretación. Un análisis del lenguaje y la comunicación aplicable a múltiples situaciones cotidianas. Valorar las palabras desde el lenguaje emocional, me parece necesario. 



https://bloguers.net/votar/NuriadeEspinosa

martes, 21 de mayo de 2024

Una tormenta infernal

 


FENÓMENOS ATMOSFÉRICOS 

Convocatoria: Cada jueves un relato. Anfitriona está semana Mag


El viento aúlla y los truenos retumban sacudiendo el asfalto bajo el coche. Un rayo ilumina el cielo, revela por un segundo el denso bosque que rodea la carretera. Dentro del automóvil, cuatro personas intentan mantenerse calmadas.

—¿Cuánto falta para llegar al pueblo más cercano? —pregunta Laura desde el asiento trasero.

—El GPS, marca alrededor de unos 30 kilómetros —indica Carlos, mientras sus dedos tamborilean sobre el volante—. Pero con esta lluvia, apenas podemos avanzar.

—Podríamos intentar buscar refugio.

—¿Estás loca? —replica Manuel, sentado junto a ella—. Salir del coche en medio de una tormenta con rayos y truenos por el bosque, es muy peligroso. 

—No podemos permanecer en esta carretera  —insiste Elena—. Si uno de esos rayos golpea el coche, estaremos fritos.

Carlos asiente con la cabeza.

—Elena tiene razón. Necesitamos avanzar, no veo luces de ningún vehículo en la carretera, debemos arriesgarnos.

—Al menos podríamos salir de esta zona boscosa. Los árboles me dan mucho miedo. 

—De acuerdo, me arriesgaré a conducir a una velocidad un poco más rápida.

La carretera bajo la lluvia torrencial parece el mismísimo infierno. 

—¡Allí! —grita Manuel, señalando hacia la derecha—. ¡He visto una señal!

Carlos detiene el coche y retrocede despacio. Efectivamente, hay una señal casi oculta por la vegetación.

—Indica un desvío —dice Manuel, esforzándose en leer entre la lluvia—. Quizás llegue hasta una granja o pueblo. 

Granizos del tamaño de una canica golpean el auto. La luna delantera empieza a quebrarse. Sin otra opción, Carlos gira el volante y toma el desvío. El camino es estrecho, pero la arboleda cercana frena la fuerza del granizo al caer. Después de unos minutos inquietantes divisan una vieja cabaña que parece sólida.

—¡Allí! —exclama Laura—. ¡Aprisa, Carlos!

La puerta estaba entreabierta, y al entrar, ven que es el refugio rudimentario de algún cazador, pero seguro para pasar hasta que amaine la tormenta.

—Hemos tenido mucha suerte  —señala Manuel, dejando escapar un suspiro.

—Sí, pero ¿y si regresa su dueño? —advierte Elena—.

—Con esta tormenta lo dudo. En cuanto se despeje, nos marchamos. Ahora, traeremos algo de suministros del coche, cenamos y descansamos hasta que esta pesadilla acabe. Acompáñame Manuel.

Mientras el grupo se acomoda en el pequeño refugio, los truenos siguen rugiendo afuera, el granizo golpea el techo y la lluvia acaricia las ventanas. Pero ellos saben que, dada las circunstancias, han tenido mucha suerte. 


https://bloguers.net/votar/NuriadeEspinosa

viernes, 17 de mayo de 2024

Dentro de 800 años


 #SigueelRelato 


El doctor Rutherford vivió a solas en aquella mansión en lo alto de la colina hasta que un día desapareció por completo. Nadie supo nunca el porqué ni su paradero. Largos años han pasado hasta que una familia se ha hecho con el viejo caserón.

Emily, una noche escucha un susurro frente a la puerta de la habitación; intrigada, sigue la voz hasta el despacho del antiguo propietario y allí oculto en un lugar de la estantería encuentra un diario. Al leer su última anotación descubre la verdad oculta tras la desaparición del doctor Rutherford.

«Si todo sale bien regresaré a la fecha en que se diagnóstica la enfermedad de mi esposa con su tratamiento para la cura dentro de 800 años, aunque para mí habrá sido un viaje de unas horas. Es imprescindible que no se hagan reformas en la mansión. Así lo he notificado al notario, no obstante tengo que advertir...».

¡El diario estaba inacabado! Por qué se preguntó, pero, si Rutherford había viajado en el tiempo, de quién era la voz que la había dirigido hasta allí. ¿Qué había sucedido realmente?


https://bloguers.net/votar/NuriadeEspinosa

lunes, 13 de mayo de 2024

La herencia de Lulú



José Antonio Sánchez desde su blog Acervo de letras Nos propone tres requisitos:

Qué el género sea de TERROR.
Qué el protagonista sea un animal.
Y que sea el escenario ideal de vuestra historia de miedo.

                  «Horror Animal»


Salí del veterinario con Lulú. Tras la consulta el médico no vio nada anormal en ella, sin embargo, llevaba varios días comportándose de una forma extraña. Cada noche, justo a las doce en punto, su pelo se erizaba, maullaba y me miraba con ojos diabólicos durante unos minutos, tras los cuales se volvía a enroscar entre sus patitas y seguía durmiendo. Me preocupó tanto que decidí que aquella misma noche Lulú no dormiría en mi habitación, sino en el salón. Pero durante la noche el cielo se cubrió de nubes gris tan espesas que no dejaba ver las estrellas ni la luna, creando una forma extraña en el cielo, y en el curso de la cena todo se ha precipitado. Lulú se subió a una silla, mirándome directamente a los ojos con el pelo erizado y bufando en actitud amenazante. Me quedé helada. ¡No sabía qué hacer! Como si pudiera responder, pregunté: ¿Qué sucede Lulú? La gata puso las dos patas delanteras sobre la mesa bufando como un depredador. ¡Estuve a punto de caer de la silla del bote que di! Parecía poseída. Las luces empezaron a parpadear, y Lulú, sin saber cómo se volvió violenta, y me atacó. Tuve el tiempo justo de parar sus uñas golpeando con el plato a Lulú que rebotó contra el sofá. La mesa parecía un asterisco. La gata bufando corría al rededor de la mesa cuando de repente las luces dejaron de parpadear e inexplicablemente, se tranquilizó y como si nada se recostó en su cojín. Yo aún temblaba, no pude pegar ojo. A la mañana siguiente llevé a Lulú a una vidente. Algo sucedía y estaba segura de que era sobrenatural. 

La vidente introdujo unas gotas en la boca de Lulú, y esta reaccionó de la misma forma que durante mi cena. Pero la mujer era rápida y astuta y con suma avidez le introdujo una pastilla en la boca que en segundos la relajó.

—La gata posee una herencia que pasa de generación en generación, ya que en la antigüedad sus antepasados fueron utilizados para crear conjuros de brujería y rituales satánicos, esto creó una pequeña brecha en sus cerebros que es heredada por toda su estirpe; las brujas, creían tener el poder para convertirse en gatos. Pero hay algo que dispara su reacción. ¿Cuándo empezó a comportarse así? Piensa, veo chispazos y ahí está es la clave.

—Pues creo que justo hace una semana, cuando se clavó un alambre de espino al intentar pasar por él. ¡Cómo una buena gata es curiosa! Pero varios pinchos se le clavaron en la cabeza. La llevé al veterinario y, tras hacerle una resonancia, la intervino y sacó los pinchos. Sin embargo, la visitó hace un par de días y no vio nada anormal.

—Su gata, lo que tiene son secuelas de la irradiación. Estas le provocan pequeñas descargas cerebrales que la incitan a defenderse, pues su cerebro reacciona con el recuerdo de sus antepasados como si la estuvieran utilizando igual que en un ritual y se defiende. Tiene solución con unas pastillas yodadas durante una semana, se le pasará. Eso sí, si alguna vez le hacen un escáner o resonancia, será la chispa de encendido.

Después de aquello, y tomando su medicación, no hubo más sucesos diabólicos. Pero a veces y siempre durante las horas nocturnas, tenía la extraña sensación de que a Lulú sus ojos se le ponían de color rojo; y recordé unas palabras de mi abuelo. «Aquellos que miran desde la oscuridad, regresan a su lugar de origen causando daño». Apenas era una milésima de segundo, y yo sabía que no me equivocaba, Lulú estaba cambiando. 



Premonición


 CADA JUEVES UN RELATO: SOMBRAS URBANAS

Está semana Mónica desde su blog Neogeminis anfitriona la convocatoria juevera y nos propone crear un microrrelato de no más de 350 palabras ambientado en las sombras urbanas. 



Cuando lanzó su órdago, supo cuán escasas eran sus oportunidades, como si fuera un plan elaborado por otra persona. Durante sus largas horas de soledad sintió que en el fondo no fue sincero consigo mismo. Aturdido por sus pensamientos, cayó en un profundo y extraño sueño: «se vio en un corto recorrido en coche, en una carretera cubierta por una espesa bruma, y en el asiento del copiloto, una maleta de color azul. En mitad del trayecto, una sombra mortífera le recibía entre una densa niebla». 

Al despertar, sintió náuseas. Notó cómo su ambigüedad se convertía en sufrimiento. No comprendía lo que le estaba sucediendo. El cuerpo le ardía de una manera que parecía que iba a explotar. Alguien discutía tras la puerta de su casa. Se puso tenso. Sudaba. Agudizó el oído. Nada... ni el aire arrastraba con claridad lo que discutían. 

— ¿Hay alguien ahí? —preguntó alzando la voz.

La respuesta fue el silencio. Notó que el aire del salón se volvía rancio, que se hundía en la profundidad del sofá. Incluso el calor parecía distinto. Una áurea de inquietud cubrió el rostro de Mario. De pronto, un par de hombres corpulentos echaron la puerta abajo. El asombro y el miedo se apropiaron de él.  Uno de los hombres le golpeó en el vientre con un bate de béisbol lanzándolo contra el suelo. El otro se acercó, le miró y disparó.

La lluvia fría y húmeda caía sobre su rostro. Sentado en un banco del parque. Un hilo de sangre le salía por la comisura de los labios. Mario recordó quién era aquel hombre que le había disparado.

«Un soldado que, años atrás, en la Segunda Guerra Mundial, denunció a su superior por violar a una joven, pero la recompensa fue el calabozo: el soldado juró que se vengaría». 

Estaba empapado, había perdido mucha sangre. Suspiró —al final el destino siempre te encuentra— pensó. El claxon de los coches se oía cada vez más lejos y el cielo lo dejó entre las sombras de la venganza, exhalando su último aliento. 

sábado, 11 de mayo de 2024

Reto5lineas

 


Microrrelato participante en el Reto5lineas de Adella Brac para más información clica el nombre.



En la última carta que te escribí, hablamos sobre alcanzar nuestras metas y no mirar atrás. Hoy, mirando el viejo pozo, comprendo que cada deseo que arrojamos era un sueño por cumplir. Sin embargo, algunos sueños se quedan en el fondo, esperando el momento justo para ser rescatados. Continuaré lanzando deseos, esperando que alguno ascienda con la cuerda del destino.

(Reto5lineas de 2 de mayo)


https://bloguers.net/votar/NuriadeEspinosa


martes, 7 de mayo de 2024

Acabó la función


 

Está escena participa en el reto de Merche Soriano Microteatro, para más información Aquí


Título de la escena: "Bajo la carpa"

Personajes:

Leonardo, un veterano domador de leones.

Mía, una joven trapecista.


Escenario:

El interior de una carpa de circo, con asientos vacíos. Dos jaulas de leones y un trapecio colgando del techo.

Se levanta el telón. Leonardo está sentado en un taburete revisando el látigo y su sombrero de copa. Mía está practicando en el trapecio.


MÍA: (Se balancea en el trapecio y después salta al suelo) Leonardo, ¿no crees que la audiencia ha sido muy intensa? Los aplausos aún resuenan en mis oídos.

LEONARDO: Cierto, Mía, fue una buena noche. Pero cada día, es un nuevo desafío.

MÍA: ¡Exactamente! Hoy, por ejemplo, he logrado el doble salto.

LEONARDO: ¿Te vanaglorias? Cuidado, no se te suba a la cabeza.

MÍA: (Pensativa) ¿Y a ti, Leonardo? Después de todos estos años, ¿qué es lo que aún te motiva a seguir aquí, en la arena?

LEONARDO: Es el rugido, Mía. El rugido de los leones, del público, del corazón cuando sale bien el acto. Es adictivo, es vida.

MÍA: ¿Crees que podré algún día sentir ese mismo rugido que tú describes?

LEONARDO: Lo haces, solo que aún no te das cuenta. Cada vez que te balanceas en el trapecio, estás creando ese rugido en cada espectador que sostiene su aliento al verte volar.

MÍA: Yo no lo veo así. ¡Hagamos que nuestro próximo acto sea el más intenso de todos!

LEONARDO: Con que salga también como ayer es suficiente Mía.


Empieza la función y Mía en el trapecio se balancea mientras el público grita de júbilo. Leonardo la observa entre cortinas un momento, y se marcha a preparar su espectáculo con los leones. De pronto el grito de fondo de la multitud invade la carpa. Leonardo corre a ver lo sucedido. Mía yace en el suelo.

[El telón, en completo silencio, baja lentamente.]

https://bloguers.net/votar/NuriadeEspinosa

El equilibrio


 Desde su blog Lidia Castro nos propone este mes:

Crear un microrrelato o poesía (máx. 100 palabras) inspirándonos en la carta.

En la creación debe aparecer el mineral: Punta de flecha de obsidiana.

Opcional:

Que aparezca en la historia algo relacionado con esta flor de cactus: Inner Cleasing Cactus.

                         *******



En el vasto yermo, bajo un sol abrasador, la guerrera entre las columnas del templo admira la madre tierra. En su mano, la punta de flecha de obsidiana, creada con destreza por manos expertas, reposa tras intensas batallas. Muy cerca del lugar, en medio de un oasis, una flor de cactus da vida en la aridez. La punta de flecha y la flor de cactus, opuestos en su naturaleza, recuerdan la dualidad de la vida y la necesidad de equilibrio, incluso en tiempos posteriores a la guerra.


(87 palabras)


https://bloguers.net/votar/NuriadeEspinosa

En la oscuridad

Convocatoria: 30 de mayo... Cada jueves un relato. Anfitriona esta semana Cecy  desde su blog Deshojando relatos.  Tema:         ¡Cuando el ...