jueves, 5 de diciembre de 2019

La noche



El mar bravio rugia con fuerza al
tiempo que las olas en su vaiben
chocaban contra las rocas.

El faro alumbraba la noche y las aguas
inquietas susurraban una dulce danza
y llegó el lucero al faro y a puerto.

Calmó las aguas y el cielo siguió negro
y la luz brilló intensa y no apagó su fuego
en una noche de estrellas, oleaje y luceros.


©Nuria de Espinosa

miércoles, 4 de diciembre de 2019

El camino


Caminé pensativa aquella mañana,
en medio de una polvorienta musaraña
que se clababa en mi mente dañada.

Encontré un claro en el camino,
en él una roca, y encima un relicario.
El hallazgo me heló el cuerpo.

Me inquietó el porqué pasé junto a él.
Qué me llevó hacia este extraño lugar.
No puedo llorar, me faltan lágrimas.

El cielo gruñio y se cubrió de gris.
Me asuste y lloré. Casi sonreí asombrada.
Había llorado. Pero qué significado tenía,
si yo... me sentía vacía.

©Nuria de Espinosa

sábado, 30 de noviembre de 2019

Sueños

Recuerda que no siempre los sueños
viajan en silencio, sino que a veces,
las ninfas de los bosques susurran al viento
y dominan las nubes que cubren los cielos.

Despiertan los Elfos silbando al amanecer
y la mañana parece que vaya a enloquecer,
porque el bosque se vuelve del revés,
y las ninfas pueden llegar a perecer.

Entonces las hadas extienden las alas y
arropan con ellas el bosque, las ninfas y
Elfos, y cubren el cielo con un manto de luz
que a todos colma de paz y esperanza.

©Nuria de Espinosa



martes, 22 de octubre de 2019

No hay sueños

La tormenta sigue su curso violento
y desespera a los más inquietos.
Despierto al alba, en la penumbra más solitaria y no escucho tu voz.

Grito tu nombre y solo escucho el eco retumbar en mi habitación. Acaso fuiste tan lejos, que no te oigo ni en sueños?

Yo sigo esperando tu reclamo perverso, pero sé, que no hay paz en los cielos, ni brisa, ni amor, ni sueños.

©Nuria de Espinosa

domingo, 25 de agosto de 2019

Dicen que el amor

Dicen que el amor te envuelve y atraviesa hasta el último poro de la piel. Y otros dicen que no que te destroza he incluso te mata.

Pero el amor es como un tornado que todo arrasa y cuando te toca no existe el mañana. Tu mente se nubla tu cuerpo te abrasa y tu corazón palpita a la espera de alguna palabra.

Y dicen que el amor cuando llega te abraza y luego se marcha. Pero a veces algo falla y el amor como una estaca en tu corazón se clava. Y rozas la locura pero la cordura en ti se instala.

Porque el amor es como un volcán que te abrasa y no puedes evitarlo no quieres, y prefieres soñar y seguir al amor, efímero o no, y seguir soñando para no despertar.

Dicen que el amor...

©Nuria de Espinosa


viernes, 23 de agosto de 2019

Recuerdos


La lluvia no cesa y no se detiene la madurez ni la inocencia de la niñez pérdida. Recuerdo el patio antes de entrar a clase, el frío de las mañanas, y una vez dentro en la puerta de la entrada, el profesor esperaba.

Es como un tumulto de sensaciones que resplandece en mi interior. Las palomas rebolotean alrededor, ruidosas. El cielo se abre y se oscurece cubierto de nubarrones.

Escuché el silvido del viento susurrar a través de las ventanas, y las ramas de los árboles golpear los cristales y recuerdo tus besos, caricias y abrazos.

©Nuria de Espinosa

lunes, 8 de julio de 2019

Mar de deseos

Porqué irrumpes en mi mente
trastornando mi dulce calma?
Ahora no hay paz en mis días
ni sueños en mis noches.

Sólo inquietud y pensamientos
que el insomnio alimenta
de anhelos deseados
en un oscuro cajón olvidados.

No hay premura en mis versos
acaso, un poco de locura perdida
en la juventud añorada y en la
madurez deseada.
Si eres lumbre que prende llama,
se cauto, no vayas a encontrar,
relámpagos y truenos,
en el maremoto de los deseos.

©Nuria de Espinosa

La noche

El mar bravio rugia con fuerza al tiempo que las olas en su vaiben chocaban contra las rocas. El faro alumbraba la noche y las aguas...