Seguidores

lunes, 3 de junio de 2024

El regalo

 


Convocatoria del Jueves 6/junio/2024 

         La Fuerza de la Amistad

Está semana la propuesta que nos hace Campirela desde su blog Campivampi es escribir un relato sobre la amistad.



Marta celebró su cumpleaños número 16 en la terraza. Las luces de colores parpadeaban al unísono de la música. Laura, su mejor amiga desde la infancia, llegaba tarde, aunque con un regalo especial.

—¡Feliz cumpleaños! —manifestó Laura, y le entregó una pequeña caja envuelta en papel brillante—. Espero que te guste.

Dentro de la caja había un hermoso collar con un amuleto en forma de corazón cuyas letras grabadas decían: «Que nada rompa lo que la amistad ha unido».

—Es precioso. ¡Me encanta! —señaló a la vez que la abrazaba—. ¿Qué significado tiene?

—Que nuestra amistad es eterna. Lo vi en una tienda de antigüedades en el centro, es especial como tú —respondió Laura.

La fiesta continuó hasta la noche. Marta y Laura se apartaron un poco del bullicio y se sentaron en un rincón, observando la luz de las estrellas.

—Gracias por ser tan buena amiga, Laura. No sé qué haría sin ti.

—Siempre estaré a tu lado, Marta. Pase lo que pase —manifestó Laura.

Esa misma noche, el infortunio quebró la amistad de las dos jóvenes. En el piso inferior, mientras dormían, se desató un incendio. La alarma del edificio sonó alertando a los vecinos que bajaron por las escaleras de emergencia, pero Marta que se retrasó al salir, en su carrera perdió el equilibrio y al caer se rompió el cuello contra los peldaños. La noticia dejó a Laura triste y desolada. 

Semanas después del funeral, Laura no podía dejar de pensar en Marta. Su madre le había entregado el amuleto que ella le regaló. «A Marta le habría gustado que tú lo llevaras, articuló entre lágrimas». Incapaz de conciliar el sueño, se dejó caer sobre la cama, sus pensamientos eran como un noria que no deja de girar. Fue entonces cuando tuvo una sensación extraña, como si notara una presencia en la habitación. Encendió la luz, y vio a Marta, parada junto a la ventana, con el amuleto brillando en su cuello.

—Marta… —gritó Laura asustada llevándose las manos a la boca—. 

—No tengas miedo. El amuleto, tal y como dijiste, tiene un poder especial. Nos mantiene conectadas más allá de la muerte. Necesito tu ayuda para cumplir una promesa.

Laura, no sabía si lo que estaba viviendo era una pesadilla o una realidad, pero asintió con la cabeza.

—¿Qué, qué tengo que hacer? 

—Debes llevar el amuleto a la torre del reloj en el centro de la ciudad y colocarlo en el lugar más alto que puedas. Solo así nuestra conexión será eterna. 

Y desapareció sin más. Laura, inmóvil sobre la cama, siguió preguntándose si no había sido un sueño , o el fruto de su imaginación, de su tristeza. Pero al amanecer, como empujada por una fuerza sobrenatural, se dirigió a la torre del reloj. Logró que el hombre de mantenimiento la acompañase al punto más alto de la torre, y metió el amuleto en un pequeño hueco entre los ladrillos; en ese justo instante escuchó la voz suave de Marta. 

«Ahora siempre estaré contigo».

Desde ese día, Laura una paz interior en su corazón. Y aunque Marta no estaba físicamente, su espíritu uniría a las dos amigas hasta la muerte.

https://bloguers.net/votar/NuriadeEspinosa




36 comentarios:

  1. Un relato donde los sentimientos y las emociones están a flor de piel. Hay un nexo que es el amor y el cariño que ese nunca se rompe. Asi se demuestra a lo largo de la vida. Ellas siempre estarán juntas. de eso no me cabe la menor duda.
    Un besote grande Nuria , muchas gracias por hacerlo tan bien.
    Feliz martes.

    ResponderEliminar
  2. Buen relato Nuria! amigas para siempre. Besos y buena semana.

    ResponderEliminar
  3. Una amistad que será eterna. Literalmente.
    Me gusta esa idea.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. es una hermosa historia Nuria, triste pero esperanzadora, me ha gustado mucho y realmente disfruté de su lectura, un abrazo grande.
    PATRICIA F.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Patricia, me alegra que te haya gustado. Un abrazo

      Eliminar
  5. Amigas atravesadas por una desgracia, pero a veces la muerte no es motivo para separar a dos personas que se quieren tanto, esa persona sigue viviendo en el corazón de la otra y se hace presente con cada recuerdo que nos viene desde el interior. Con el tiempo el dolor se va trasformando poco a poco en bellos recuerdos llenos de nostalgia... Besos por ahí!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mari, una mirada preciosa tu lectura. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  6. Yo perdi un amigo a los 20 años, aún ronda en mi cabeza, pero no puedo acercarme a sus padres porque rompen a llorar... casi como una amistad que debe mantenerse alejada de la familia.

    ResponderEliminar
  7. Hola Nuria, qué bonito, amigas más allá de la muerte...
    Un abrazo. :)

    ResponderEliminar
  8. Presioso e impactante relato Nuria! 😉 Nuestras felicitaciones! Saludos! 🙋‍♂️🙋‍♀️

    ResponderEliminar
  9. Al igual que yo, has hablado de la muerte en el tema de la amistad. Muy bonito y entrañable relato, Nuria, me ha encantado. Creo que cuando la amistad es auténtica, no hay muerte que separe a los amigos. Hasta la eternidad.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María, me alegra que te haya gustado. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  10. Ahhh llegué a pensar que el fantasma de la amiga conspiraba para que muriera y así estarían juntas para siempre! Jajaja suerte que me equivoqué! No sería una buen mensaje! Jajaja. Un abrazo, Nuria, muy buen aporte juevero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mónica, me alegra que te hayas divertido, jejeje, un abrazo

      Eliminar
  11. Confieso que al llegar al pedido de que suba a la torre, me paso como a Moni, por suerte no... Me ha gustado el relato, la eternidad de la amistad.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  12. Una unión eterna pero triste. La conexión que ofrecía el amuleto me resultó dudosa al principio porque pensé que el fantasma de Marta le había ofrecido subir a la torre para que tuviera un percance mortal y pudieran ambas compartir plenamente la compañía eterna. Es un bonito relato cargado de un contenido emocional muy bien descrito.
    Felicidades por tu gran aportación, Nuria.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Hermosa esa amistad por siempre, esa que no se pierde, que perdura sin importar en donde se encuentren, bonito relato sobre ella, abrazo grande Themis

    ResponderEliminar
  14. una revelación confirmación que muchos querrían para di. Un auténtico regalo para afrontar la vida sin miedo. Además con ayuda exterior😜
    Abrazoo

    ResponderEliminar
  15. Hola, Nuria. Me ha encantado tu relato. Has manejado la tensión de maravilla, has ido dejando pistas y cuando ya pensaba que se mascaba la tragedia y que la amiga muerta iba a llevarse con ella a la amiga viva, ¡zas! el miedo se desvanece y hace acto de presencia la esperanza.
    ¡Brava!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Tener un amigo es tener un tesoro cuesta saber por qué existe ese sentimiento a veces irracional que une a los humanis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un sentimiento que cuando es sincero y puro es muy fuerte Rodolfo, un abrazo

      Eliminar
  17. Me encanta tu relato, una historia de amistad que va más allá de la propia vida. Besos.

    ResponderEliminar
  18. Hay amistades que se vuelven eternas, Nuria.
    Un fuerte abrazo :-)

    ResponderEliminar

El viejo y el mar

  Editorial Círculo Categoría Literatura Universal Año de edición 2020 Nº de Edición 1 Tapa blanda N° de Páginas 126 Peso 191 gr. Sinopsis  ...