Seguidores

lunes, 30 de octubre de 2023

Noviembre y el número nueve

 



CONVOCATORIA JUEVERA PARA EL 2 DE NOVIEMBRE 

Desde su blog Moli del Canyer está semana nos trae la siguiente propuesta para la Convocatoria juevera:

Propuesta de esta semana. ¿Que tiene noviembre que lo hace diferente de los otros meses? ¿Son las castañas calientes y los boniatos? ¿Es ese frío que no acaba de llegar? ¿Es ese inicio en el que homenajeamos a aquellos que han partido para siempre? o ¿Es la alegría desbordante de Halloween?. Esta semana os dejo un mes para inspiraros.....Ya sabéis intentar no superar las 350 palabras y enviarme vuestros enlaces para el jueves.

NOVIEMBRE



El origen del nombre "noviembre" proviene del latín "novem", que significa "nueve". Originalmente, noviembre era el noveno mes del calendario romano, un mes que se asocia con la nostalgia y la melancolía debido a que sus días son oscuros y fríos. Pero el nueve, es el número de la suerte en la cultura china, cómo si esta brillara en el cielo oscuro de la noche de noviembre dentro de los farolillos que lanzan al cielo. Dicen que sus destellos atraviesan las nubes grises, iluminando el camino de aquellos que buscan la fortuna y felicidad en este mes tan especial.


En un pequeño pueblo rodeado de montañas, Mei se encontraba por primera vez sentada a los pies de un árbol centenario, junto al resto de mujeres que habitaban en el pueblo. Sus ojos brillaban al oír las historias que narraban las ancianas sobre el mes de noviembre; «mes del número nueve decían». Era una tradición en el pueblo que las mujeres, en noviembre se reunieran junto al árbol centenario para narrar sus historias: explicaban que durante este mes, los deseos se volvían realidad y los sueños se cumplían. Las mujeres encendían nueve velas y alzaban nueve plegarias al cielo, esperando que sus deseos fueran escuchados. Mei quiso probar suerte y comenzó a escribir nueve deseos en un pedazo de papel. Suspiró y soltó su mensaje al viento, confiando en que los dioses del número nueve escuchasen su petición.



Pasaron los días y Mei vio que sus deseos comenzaban a hacerse realidad. Su primer deseo fue encontrar el amor verdadero, y el día nueve de noviembre, conoció a Lin, un joven tímido que compartía su pasión por el origen y las historias de la antigua China.

El segundo deseo de Mei era hallar la forma para ayudar a su familia económicamente. Para su sorpresa, el día diecinueve recibió una oferta de trabajo en una empresa arrocera para gestionar su facturación. En ese momento empezó a convencerse de la autenticidad de las historias que contaban.

En la última noche de noviembre, volvió a sentarse bajo el árbol centenario. Miró al cielo estrellado, agradeciendo a los dioses del número nueve los deseos concedidos, excepto uno: volver a oír la voz de su abuela Linyú. Pero justo en ese momento, una brisa suave acarició su rostro y escuchó su voz susurrarle al oído: 

"Mei, has sido bendecida por el poder del número nueve. Recuerda siempre que la felicidad se encuentra en tu interior. Tu bondad es tu potencial, cuando lo necesites solo tienes que mirar al cielo y sentirás la fuerza de mi mirada. No temas enfrentarte a ningún desafío, has sido bendecida con un don especial para superar cualquier obstáculo. Confía en ti misma y en tu conexión con esta divinidad. No olvides ser humilde y generosa. Pero sobre todo, mantente siempre fiel a tus principios y valores. Te quiero Mei". 

La voz se disipó perdiéndose con el viento. Ella sonrió. Sabía qué, a partir de ese momento, su futuro estaba en sus propias manos, guiada por la fuerza que había descubierto aquel el mes de noviembre, y su bendecido, número nueve. Un año después, el veintinueve de noviembre, Mei se casaba con Lin. Ambos lanzaron sus farolillos rojos al cielo, sabiendo que Linyú los observaba entre las nubes.




41 comentarios:

  1. El nueve es un número que también me gusta. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Federico, me alegra porque yo nací un día 19, un abrazo

      Eliminar
  2. Precioso relato, donde pones como, siempre, tu vena poética haciendo de su lectura una experiencia que permite viajar por tus mundos con la imaginación. Me encanta el párrafo:
    "...el nueve, es el número de la suerte en la cultura china, cómo si esta brillara en el cielo oscuro de la noche de noviembre dentro de los farolillos que lanzan al cielo".
    Gracias por compartir tus bellas historias.
    Mi relato aún no está listo pero en breve lo tendré.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Marcos, por tus palabras, espero leerte a ver cómo nos sorprendes. Un abrazo

      Eliminar
    2. Esta es mi participación, espero que te guste:

      https://marcosplanet.blog/un-noviembre-diferente/

      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Si Marcos, siempre leo todos los participantes, aunque me gestiono el tiempo, ya pasé a leerte. Abrazos

      Eliminar
  3. ¡Hola Nuria! Muy bonita leyenda, me ha recordado a un libro que leí hace relativamente poco tiempo, La chica que se entregó al mar, te lo recomiendo.
    Un abrazo. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Merche, tomo nota del libro, qué autor es? Un abrazo

      Eliminar
    2. La autora es Axie Oh, es una chica filipina creo, no estoy segura...

      Eliminar
    3. Gracias Merche, la buscaré. Besitos

      Eliminar
  4. Precioso relato, Nuria. No conocía el significado del nombre de noviembre, ya no se me olvida. Bonita historia. Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maite, me alegro que te haya gustado. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  5. No solo no dejas tu relato que es poesía pura, sino toda una historia sobre el número nueve y su simbología , vamos que nos has dejado todo un texto super interesante. Un besote .

    ResponderEliminar
  6. Un placer leerte Nuria...Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Hola, Nuria, me ha encantado este relato en tono de leyenda relacionada con la cultura china. La magia de los farolillos rojos surcando el cielo de noviembre tiene un poder que lo visualizas al leerlo. Lo del símbolo del número nueve en relación al mes de noviembre lo desconocía. El mensaje tan sensato como encantador de la abuela, parece que lo escuchamos más que leerlo. Me ha encantado. Un placer leer una historia envuelta en la magia y escrita con tanto sentimiento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María Pilar, la verdad es que la cultura china tiene unas tradiciones muy bonitas. Me alegro que te gustase. Un abrazo fuerte.

      Eliminar
    2. Gracias María Pilar, la verdad es que la cultura china tiene unas tradiciones muy bonitas. Me alegro que te gustase. Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  8. Una preciosidad de relato, Nuria. Desde su inicio por esos 9 deseos para llegar a escuchar la voz de su abuela que le insiste en que la felicidad y toda la fuerza que se necesita en la vida, está en el interior, regalándole esos buenos consejos... Me encanta la serenidad que provoca su lectura, paso a paso por los deseos de noviembre.
    Un reto más que logrado sobre el mes de noviembre. Preciosa imaginación tuya que me ha hecho un poquito feliz al leerte. Te felicito.
    Abrazos y feliz noviembre lleno de iluminadoras promesas. 📚🙏🍂

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Clarisa por tus bellas palabras, me alegro que el relato hiciera feliz como a mí cuando lo escribí. Feliz noviembre y un fuerte abrazo

      Eliminar
  9. Sin duda un mes mágico Noviembre! Tomaremos nota de que el número 9 también tiene su poder y su magia! Bonita historia que te aporta paz y esperanza, y una buena sensación de que todo es posible! Un abrazote!

    ResponderEliminar
  10. Bendecida por el número nueve, en noviembre... ¡Me ha encantado! Tu relato podría ser una fábula que se lee en una compilación de fábulas de China.
    Un besazo juevero, Nuria

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué historia más bonita! Nuria.
    Me ha encantado. Ha sido un placer leerla
    Feliz jueves de relatos :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ardilla, me alegro que te guste, feliz jueves juevero. Un abrazo

      Eliminar
  12. ¡Hola, Nuria! Conocía lo del número 9 el cuál me encanta junto al 7. Eso sí, el mes de noviembre y en general el otoño, me dan algo de tristeza y melancolía como a muchas otras personas.
    ¡Un abrazo gigante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola cielo, si noviembre en un mes melancólico. Me alegra leerte. Un abrazo

      Eliminar
  13. Una hermosa historia nacida de los sueños y los deseos concedidos. Un gusto leerte, Nuria. Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Linda historia para contar, llena de esperanza y enseñanza, la importancia de creer y confianza que inspira.

    Un abrazo Nuria,

    ResponderEliminar
  15. Y a mí que me encantan las historias de Oriente...pues esta es especialmente bella, has sabido entrar en la profundidad de la China y de sus leyendas. Gracias por participar, besos.

    ResponderEliminar
  16. Preciosa historia, me ha gustado mucho leerla. Besos.

    ResponderEliminar
  17. Pues si que estaba bendecida, y retó a los dioses pidiendo u o de los deseos prácticamente imposible. Escuchar a su abuel fallecida. Y se lo conceden. Y pueden concederla cualwuier cosa.
    abrzzooo

    ResponderEliminar
  18. Este relato me ha conmovido, tal vez porque yo también he creído oír en el viento una voz cariñosa y familiar que me ha arropado cuando más lo he necesitado.

    ResponderEliminar

Si el oráculo habla todo es posible

Adaptación mínima de mi participación en el reto Varietés. José Antonio Sánchez desde su blog  Acervo de letras  nos propone este mes escrib...