CASA DEL LIBRO TU LIBRERÍA ONLINE

miércoles, 11 de mayo de 2011

SI ASÍ FUERA



Como el sol y la luna
como el dia y la noche,
como el corazón
que se rompe en dos,
es la espina
de una flor blanca,
cuando se clava en tu alma.
¡Hay!
si la luna
fuera mi espejo
y las estrellas
un dulce destello,
soñaría en poesía
y mis palabras
serían versos.
En el crepúsculo
rozaría
nubes de algodón…
y en la aurora
esperaría
la calidez del sol.