CASA DEL LIBRO TU LIBRERÍA ONLINE

miércoles, 7 de octubre de 2015

Volverás a soñar

Arqueó la espalda. Se apoyó sobre el respaldo del cabecero de la cama tensando el cuerpo. Los nubarrones de la devastadora desazón, abrían las compuertas de su corazón. Buscó un pequeño refugio mental, pero la inquietud de sus pensamientos no le permitieron encontrarlo, augurando un panorama incierto. Intentó aceptar la realidad de sus circunstancias; era difícil, más bien, imposible para ella, sabía que jamás daría el paso definitivo. Demasiadas personas dependían de ella, y antes que verlas sufrir prefería la muerte. Pensó en lo fácil que era soñar.

    —¿Qué dices madre?

        Claudia dio un respingo. Sin darse cuenta había estado pensando en voz alta.

    —Perdona hijo—respondió tan calmada como pudo—creo que sin darme cuenta di una cabezada y seguro que hablé en voz alta—mintió.

    Fermín, encogiéndose de hombros, dio un profundo suspiro  y continuó hacía su habitación. Claudia lo observó mientras se alejaba. Entre dientes murmuro:Tú también dependes de mí.

© Primeros párrafos del 2º capítulo del Cuaderno de Claudia