CASA DEL LIBRO TU LIBRERÍA ONLINE

domingo, 13 de septiembre de 2015

Todo queda en el ayer


Ni siquiera sabía por donde empezar. Aquello le imponía respeto. Tardó en reaccionar. Se sentó sobre la cama sin tocar nada, testigo de aquel silencio opresor. Se prometió así misma, años atrás, no volver a llorar.
Miró la escasa ropa que aún guardaba en el arcón con delicadeza, ¡Cuantos sentimientos despertaban en su interior! Abrió una pequeña caja de cartón, cogió uno de los papeles que había y su interior y  sin poder evitarlo, se desmoronó...

"Escribir un sentimiento es como la poesía, tú tienes tú metáfora y yo, tengo la mía"

© Nuria de Espinosa