CASA DEL LIBRO TU LIBRERÍA ONLINE

sábado, 7 de enero de 2012

1766 la crisis provocó el alzamiento popular ¿coincidencia en el tiempo o posible realidad?

En 1766 miles de personas se amotinaron en Madrid, pidiendo la destitución del entonces ministro de hacienda, el Marqués de Esquilache.
Las reformas emprendidas durante varios años y las continuas subidas de impuestos hicieron saltar la chispa en la población. Al dia siguiente Carlos III huía a Aranjuez, atemorizado por la revuelta.
El paro, el hambre y la inseguridad estaban a la orden del dia. Había Crecido la precariedad laboral y la caída en picado del poder adquisitivo de los salarios.
La crisis del momento provocó que el pan fuera el único sustento de los más humildes, desapareciendo de sus mesas, la carne y otros alimentos básicos. Los elevados impuestos municipales y reales agravaron la adquisición de los productos esenciales. Que cómo siempre iba en deterioro de los más desfavorecidos.
Los primeros borbones, apostaron por incrementar el control del espacio urbano. Subieron nuevos impuestos para financiar monumentos, bodas y ceremonias reales. Motivo por el cual, la subida del pan se duplicó, quedando muchas familias sin apenas nada que llevarse a la boca.
Debido a la mala gestión llevada ante la crisis, harto del abuso de la realeza y su sequito de ministros, el pueblo acabó estallando en una revuelta popular.
Sin embargo a pesar de ser desterrado a Nápoles, Esquilache cómo la mayoría de los políticos embaucadores, vivió cómodamente cómo embajador de Venecia hasta el día de su fallecimiento.